6 pasos útiles para hacer que mi gato se quede en casa

Cómo mantener a un gato dentro de la casa

Mantener a un gato dentro de la casa puede tener un efecto tremendamente positivo en la salud y felicidad del gato. Los gatos de casa están mucho menos expuestos a los riesgos que suponen las actividades de la calle, entre los que se incluyen enfermedades, pulgas y garrapatas, exposición a sustancias dañinas, peleas con otros animales y más. Sin embargo, mantener a un gato dentro de la casa presenta retos: tienes que animarlo a hacer ejercicios y debes evitar que se aburra. Al aprender a mantenerlo dentro de la casa, podrás garantizarle a tu mascota una vida prolongada, segura y feliz.

Pasos

  1.    Esteriliza o castra a tu gato. Es indispensable hacerlo para mantenerlo dentro de la casa, en especial si tienes varios gatos. La castración y esterilización los vuelven más sociable, menos territoriales e inhibe su tendencia a vagar. Los que no son castrados no se adaptan bien a la vida al interior de la casa, en especial si estaban acostumbrados a estar en la calle.

2.   Dale muchos juguetes para que juegue. Para compensar la falta de exploración y aventura en el exterior, los gatos de casa necesitarán juguetes para entretenerse, ejercitarse y estimularse. Los juguetes pequeños y baratos, como los ratoncitos de peluche, son a menudo los más entretenidos para los gatos y pueden jugar con ellos incluso si tú no estás. Otros juguetes necesitan de tu interacción, como los de tipo caña de pescar que te permiten colgar una pluma o un pedazo de tela en frente del gato.

En ocasiones debes agregar hierba gatera en estos juguetes. Es una planta que proporciona estimulación natural y sana a tu gato. Esta estimulación adicional es en especial importante para los gatos de casa.

Los juguetes que requieren que interactúes con el gato te ayudan a desarrollar un vínculo y a crear una mejor relación con tu mascota.

    3.  Asegúrate de que pueda ver por la ventana. Los gatos de casa estarán menos aburridos y ansiosos si pueden ver el exterior. Cerciórate de que haya al menos un alféizar desocupado para que pueda sentarse. Es mejor si puede tener acceso a una ventana que reciba la luz del sol directamente, ya que esta luz natural mejora su estado de ánimo claro teniendo cuidado de que no esté abierta la ventana.

    4 .  Asegúrate de que tu gato tenga acceso a un lugar privado. La privacidad es una de las necesidades más importantes de todo gato, así que tienes que procurarle un lugar apartado y seguro donde pueda esconderse. Debe ser cómodo y lo ideal sería que tuviera una sola entrada, así el gato se sentirá más seguro. Sin embargo, no tienes que esforzarte demasiado para crear un lugar apartado, es posible que lo encuentres disfrutando de una siesta escondido detrás de un mueble o dentro de un armario. También podrías considerar comprar una jaula para que se meta ahí cuando quiera.

    5 .  Proporciónale una superficie para rasguñar. Los gatos necesitan hacerlo, no intentes acabar con esa costumbre por querer salvar tus muebles. Los gatos lo hacen para aliviar el estrés, la tensión y el aburrimiento, además, así mantienen sus músculos en forma. Proporciónale un objeto para arañar y ubícalo en un lugar donde él pase el tiempo; es poco probable que el gato se aleje y no lo rasguñe. Dale premios para animarlo a utilizar el objeto para rascar en lugar de tus muebles.

    6.   Asegúrate de que la caja de arena del gato esté en un área relativamente apartada. A los gatos les gusta la privacidad cuando hacen sus necesidades, al igual que los humanos. La caja de arena tiene que estar en una zona que sea muy transitada. Debe ubicarse de forma tal que sea poco probable que tú u otra de tus mascotas interrumpa al gato cuando esté usando la caja.

Consejos

Si intentas hacer que un gato se acostumbre a la casa cuando ha tenido la libertad de estar afuera, el proceso durará más. Pasa un tiempo adicional jugando con él para intentar mantenerlo ocupado mientras se acostumbra a estar dentro de la casa.

Ten en cuenta que no todos los gatos responden a la hierba gatera.

Referencias:

http://www.scvas.org/index.php?page=text&id=keepcats

http://fly.hiwaay.net/~keiper/indoors.htm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *